CrossFit es un programa de acondicionamiento físico basado en movimientos funcionales, de alta intensidad y continuamente variado. CrossFit ayuda a mejorar la condición física de las personas. En CrossFit no se usan máquinas, sino que las crea. Utilizaremos nuestro peso corporal para realizar todo tipo de ejercicios, incluyendo también material deportivo como por ejemplo: barras y discos, cajones de salto,
combas de saltar, cuerdas de trepar, balones medicinales...

Los ejercicios que se realizan en CrossFit se dividen en tres grandes grupos:

- Acondicionamiento metabólico: Son los ejercicios de "cardio" como son: correr, nadar, saltar a la comba, bicicleta...

- Ejercicios gimnásticos: Abarcan todos los ejercicios que realizamos utilizando nuestro peso corporal, como por ejemplo: dominadas, flexiones, saltos al cajón, trepar la cuerda...

- Levantamiento: Se basa en los movimientos olímpicos y en sus variaciones, como
son: cargadas, arrancadas, peso muerto, sentadilla con barra...
Todos estos ejercicios se combinan diariamente para crear un entrenamiento totalmente distinto todos los días. Así, CrossFit trabaja para intentar mejorar en las 10 capacidades físicas. Los beneficios que te puede aportar son tan variados que sería imposible poder enumerar todos en una lista y no poder olvidarte de alguno. La fuerza y la resistencia son dos de las capacidades físicas que más se podrían destacar.

Las sesiones de CrossFit suelen durar aproximadamente una hora, divididas en varias partes para poder realizar correctamente el entrenamiento.

Calentamiento para ir activando el cuerpo.

Técnica de los ejercicios que iremos a trabajar en la sesión.

Entrenamiento de fuerza de un ejercicio

WOD, o parte intensa del entrenamiento

Vuelta a la calma

Las clases están estructuradas para tener un máximo de 10 personas, bajo la supervisión de un entrenador titulado.